Dinamita. Mujeres rebeldes en la Colombia del siglo XX

Ene 5, 2021 | Blog Personal

Escrito por María Fernanda Cardona

5 enero, 2021

Las mujeres necesitamos referencias. Las mujeres necesitamos ver que otras lo han intentado y logrado. Las mujeres necesitamos conocer esas vidas para no sentirnos tan perdidas en medio de un océano de hombres que construyen la historia. Dinamita. Mujeres rebeldes en la Colombia del siglo XX, escrito por Gloria Susana Esquivel e ilustrado por Powerpaola, es uno de esos libros tan populares y necesarios de biografías de mujeres. Allí, la autora nos invita a poner la mirada en nuestra propia historia -la colombiana- para recordarnos que en esta tierra conservadora y católica hubo (y hay) mujeres que se atreven a dinamitar lo establecido. 

Mujeres indomables. Mujeres rebeldes. Mujeres “locas”. Mujeres que deciden ir a contracorriente para hacer lo impensable en el siglo pasado: salir del hogar para ser abogadas, pintoras, escultoras, músicas, escritoras, periodistas, políticas, antropólogas, activistas, todo esto en medio de un siglo XX violento, con guerras civiles, matanzas, conflicto armado y silenciamiento a cualquier tipo de oposición al statu quo. Ellas, que no se encerraron en lo doméstico, construyeron incluso un movimiento feminista en nuestro país. 

Este libro se compone de catorce historias que, en términos de estilo narrativo, juegan entre el perfil periodístico -en ocasiones se siente como si Gloria Susana conversara con ellas, algo que en el epílogo cuenta que hizo conscientemente-, la biografía y el ensayo. La documentación es juiciosa y las reflexiones y preguntas que la autora se hace sobre algún hecho de sus vidas son interesantes, como sus observaciones en torno a la manera en que la maternidad y el cuidado de les hijes influyen en el trabajo de las mujeres, como fue el caso de Emilia Herrera, una cantante y compositora afrodescendiente del Caribe que solo pudo dedicarse a cantar a los cincuenta años cuando ya había criado a sus hijes, o de la escritora Elisa Mújica que decidió no ser madre porque sabía que conciliar un trabajo remunerado, la maternidad y la escritura era casi imposible. 

Dinamita, en pocas palabras, me parece un libro importante y que ojalá sea el inicio de obras que exploren el universo femenino que ha sido borrado de la historia colombiana. Me quedo con muchas preguntas, que pienso es la finalidad de este tipo de ensayos, y con ganas de conocer más mujeres dinamita, sobre todo de la periferia: mujeres indígenas, mujeres negras (en el libro solo hay dos), mujeres transexuales, mujeres que no solo viven la opresión de género. 

Mujeres que después de transgredir su supuesto destino “natural” (ser alguien supeditada a un varón) construyen un nuevo orden desde la imaginación, pues como dice Gloria Susana en el epílogo: “Nos manifestamos porque creemos en la posibilidad de un mundo en el que nuestros cuerpos no estén sometidos a múltiples violencias. Pensamos en una utopía en donde, por fin, somos consideradas ciudadanas plenas. Y es justo esa posibilidad de imaginar lo que nos mantiene en pie. Porque cuando imaginamos, somos incansables”. 

Las mujeres que aparecen en el libro son: Débora Arango, Helena Araújo, Esmeralda Arboleda, Feliza Bursztyn, María Cano, Beatriz González, Virginia Gutiérrez de Pineda, Emilia Herrera, Clemencia Lucena, Teresa Martínez de Varela, Marvel Moreno, Emma Reyes, Elisa Mújica y Ofelia Uribe de Acosta.

Escrito por María Fernanda Cardona

5 enero, 2021
Share This

¡Comparte este post!

¡Comparte este contenido en tus redes sociales!